¿Necesitas contratar un seguro?
seguro

Seguros todo riesgo construcción

El seguro de Todo Riesgo de Construcción está pensado para dar respuesta a una gran variedad de riesgos que pueden afectar a la obra durante la construcción.

El seguro de Todo Riesgo de Construcción garantiza todos los trabajos de construcción, las instalaciones, la mano de obra y el coste del material. Además tiene un amplio abanico de coberturas opcionales.

Según indica la ley 38/1999 de Ordenación de la Edificación (LOE) la responsabilidad de contratar el seguro de todo riesgo de construcción es el promotor de la obra y puede acordar con el constructor que sea el propio constructor quien lo contrate. En muchas ocasiones dependiendo de quién solicite el seguro, contrata una u otras coberturas.

Las coberturas del todo riesgo depende de cada aseguradora y de las condiciones que cada una ofrezca teniendo en cuenta el tipo de obra, el equipamiento y duración de las obras. En general el Todo Riesgo de Construcción cubre los daños directos a causa de:

  • Incendio, explosión, impacto de vehículos.
  • Riesgos de fuerza mayor o riesgos naturales como: lluvia, viento, desbordamiento, granizada, inundación, etc.
  • Riesgos de la ejecución de la obra (excluyendo las partes viciadas de la obra): errores de diseño, defectos de materiales, mano de obra, etc.

Como coberturas opcionales podemos encontrar:

  • Robo.
  • Gastos de profesionales.
  • Responsabilidad civil (del promotor).
  • Mantenimiento hasta 12 meses (cubre el daño que provoca la falta de mantenimiento, no la reparación en sí misma. Por ejemplo: si debido una mala impermeabilización de la azotea tenemos mucha humedad en una habitación, la cobertura de mantenimiento nos cubre el daño que ha provocado la humedad en la habitación pero no el hecho de volver a impermeabilizar bien la azotea).
  • Maquinaria.
  • Bienes preexistentes.

Si eres promotor, asegura todas tus promociones en una sola póliza.

Infórmate sin compromiso