¿Necesitas contratar un seguro?
seguro

Salud

Una sanidad pública cada vez con menos recursos, las listas de espera, y la atención cada vez más automatizada de la sanidad hacen que cada vez haya más gente que cree en la conveniencia de tener un seguro privado de asistencia sanitaria.

En el mercado hay mucha oferta, muchas compañías y muchas opciones y se hace necesario un estudio de las distintas ofertas y coberturas para tener realmente el producto que necesitamos.

En Segurclass te presentaremos todos los tipos de seguros del mercado (con o sin copago, sólo con especialistas, etc.), buscando la mejor opción entre las compañías para que tengas la tranquilidad de escoger la mejor opción para los tuyos.

Las distintas modalidades que podemos contratar son:

  • Asistencia sanitaria: el asegurado recibirá cobertura asistencial médica o quirúrgica dentro de un cuadro de profesionales y centros concertados. En este tipo de modalidad, cada compañía tiene más o menos coberturas. Además elegir un compañía con un amplio cuadro médico y con una red de hospitales amplia es fundamental.
  • Reembolso de gastos médicos: el asegurado puede acudir a cualquier médico o centro, abonando él mismo los gastos. Posteriormente envía la factura y el informe médico para recibir el reembolso. La compañía reembolsará entre el 80% y el 95% de la factura. Además hay compañías que ofrecen un mixto entre cuadro médico y libre elección de profesional.
  • Indemnización: el asegurado recibe una cantidad económica fijada en caso de ocurrir determinadas lesiones o enfermedades.

Además podemos ofrecer pólizas colectivas para empresas con el fin de ajustar sus primas.

¿Ventajas de contratar un seguro de salud para un autónomo o empresa?

El seguro de salud es un beneficio social que reporta ventajas tanto para el empresario como para el trabajador.

Para las empresas:

  • Ayuda a la empresa a retener a los empleados talentosos.
  • Reduce el número de días de bajas laborales.
  • Supone un ahorro fiscal para las empresas. El 100% de la prima es deducible del impuesto de sociedades.
  • Sirve de motivación para sus empleados y aumenta el sentimiento de pertenencia del empleado.
  • Para el autónomo es un gasto deducible del IRP (hasta 500€ por miembro de la familia).
  • Optimización de salarios

Para los empleados:

  • Los primeros 500€ se considera retribución en especie y están exentos de IRPF
  • Mejores condiciones que una póliza individual.

Infórmate sin compromiso